Tragaperras Atomic Age

La tragaperras Atomic Age de la desarrolladora Rival es un claro ejemplo de cómo era la época de los años 50 y 60, justo en el auge del despegue espacial, la época groovie donde copas de helado, guitarras eléctricas y autos totalmente curioso salieron a flote bajo colores llamativos.

Vinilos, televisores de tamaños que a día de hoy serían completamente absurdos y muchísimos más elementos representativos se muestran para crear una total atmósfera jugable, con altos niveles de pago y una muy buena presentación de carretes que bajo una cuadrícula estándar, dejan mucho para el disfrute de los jugadores.

Aprende & Practica

Conviértete en un profesional del tragaperras

Diseño de la tragaperras Atomic Age

El diseño de la tragaperras Atomic Age es muy sencillo de ver y muy fácil de entender pero esto lo hace mucho más fácil de disfrutar; el juego es completamente interesante y aunque el apartado visual de primera instancia no logra impresionar, el resto lo logra con creces en poco tiempo.

Animaciones estáticas y algunas dinámicas se presentan en primera fila para generar altas dosis de emociones en jugadores; que por supuesto, deben obligatoriamente conjugarse con los efectos de sonido para hacer de algo simple una total bomba de adrenalina en el jugador.

El apartado visual en general nos muestra un fondo en madera, que además parece ser una foto de madera real; el resto sería el marco de juego que mantiene una cuadrícula estructurada en 5×3 y distintas líneas de pago organizadas en la parte lateral bajo los símbolos nombrados con anterioridad para causar el efecto Groovie.

El sonido no es muy poderoso en este juego aunque por supuesto, existen posibilidades de hacer del mismo algo innecesario ya que los efectos logran opacarlos de vez en cuando cada que se realiza un acierto en el juego y  la máquina tragaperras comienza a hacer uso de sus animaciones.

tragaperras Atomic Age

Jugando a la tragaperras Atomic Age

Jugar a una tragaperras como Atomic Age es recordar la época de oro de Estados Unidos, aunque también una década bastante curiosa y enigmática donde algunos sucesos como el alunizaje siguen en duda, el juego de tragaperras posee un panel de control bastante suave, donde las apuestas están bien ajustadas y los giros automáticos están disponibles desde el primer momento.

15 líneas de pago a disposición para que el usuario pueda realizar los  giros de manera más confiada. Posibilidades mostradas a flor de piel en una tragaperras donde más divertido es el juego que la apuesta.

Atomic Age tragamonedas