Tragaperras Blood Suckers

La tragaperras Blood Suckers de Netent es una clara alusión a todo lo que es Nosferatu, Drácula y el resto de los vampiros de ultratumba. Un juego que debe ser recordado tanto por su nivel de diseño como su desempeño en la jugabilidad y las posibilidades de desarrollo.

La tragaperras Blood Suckers es un juego bastante productivo en el que los jugadores toman el manto demoníaco e inmortal. La oscuridad será el mejor disfraz y la sangre como alimento, será algo tan común que cualquier icono de esta tragaperras será curiosamente representativo de ella.

El jugador podrá disfrutar de esta tragamonedas por dinero real, o bien en su versión gratuita, en los mejores casinos online.

Aprende & Practica

Conviértete en un profesional del tragaperras

Diseño de la tragaperras Blood Suckers

El diseño de la tragaperras Blood Suckers es muy estético e interesante, comenzando por su alto reflejo de la vida vampírica. Posee un diseño de 5×3, aunque claro, las animaciones de la misma no tendrán murciélagos revoloteando como adornos, ya que eso sería un total cliché de mal gusto.

El diseño del panel de control sería lo único no digerible de este mítico juego de Netent, ya que un color blanco glass para un título completamente oscuro resulta muy ruidoso a la vista y hace perder toda la atmósfera creada en inicio por los desarrolladores.

La tragaperras Blood Suckers tiene ese toque fúnebre y misterioso de los juegos de vampiros, comenzando con un fondo lo más parecido a un callejón sacado de historias como Frankestein e incluso Mr Hyde.  Por otro, lado, tenemos símbolos de juego que muestran  estacas, vampiros poseídos y muchos otros elementos increíbles de visualizar en primera instancia.

tragaperras Blood Suckers

Jugando a la tragaperras Blood Suckers

Jugar a la tragaperras Blood Suckers ciertamente no te convertirá en un vampiro pero será una experiencia parecida a una transformación de ultratumba, en donde la atmósfera conseguirá dar en el clavo desde el inicio, todo esto a la vez que se disfruta de la jugabilidad muy bien planteada entre carretes giratorios estilizados.

El otro lado interesante de Blood Suckers recae en su potencia de juego, donde el jugador tendrá que hacer jugadas arriesgadas y divertidas en una tragaperras gratis que gira de manera tan rápida que será prácticamente imposible el poder descifrar dónde caerá la próxima combinación.

25 líneas de pago se prestan para esta historia de ultratumba, un aspecto necesario para mejorar las posibilidades jugables. Claro que, el jugador también puede hacer uso de otros elementos para mejorar resultados como los símbolos premiados, pero éstos no aparecerán tan consecutivamente como las líneas de pago, que claro, siempre estarán presentes.

Blood Suckers tragamonedas