Tragaperras Madness House of Fun

La tragaperras Madness House of Fun, fue creada por la desarrolladora Ash y trata sobre una divertida canción y un trío de músicos completamente locos, una eperiencia divertida de experimentar.

Encuentra todos los aspectos curiosos del mundo británico de los 90, donde una banda de SKA hace de las suyas ante un título totalmente ambicioso. House of Fun fue un título que en su época logró satisfacer a todos sus espectadores y seguramente lo conseguirá de nuevo de manera mucho más nostálgica.

Aprende & Practica

Conviértete en un profesional del tragaperras

Diseño de la tragaperras Madness house of Fun

El diseño de la tragaperras Madness House of Fun es una clara necesidad de hacer sentir al jugador en un ambiente nostálgico, esto se logra a base de animaciones, algunos iconos bastante claros de la época y uno que otro guiño al mundo del SKA rock.

Las animaciones de juego serán dinámicas y estáticas aunque no renderizadas, ya que veremos en primera instancia una cinemáticas que se reproducen con cada acierto del  jugador sobre un símbolo en específico; de resto, nos conformaremos con luces, destellos y alguno que otro sonido simple.

En aspectos mucho más generales tenemos a la tragaperras Madness House of Fun como un juego con fondo vinotinto, recordando en cierta forma al reino unido de las viejas épocas, y por supuesto, no pueden faltar iconos de juego como el típico autobús rojo de Londres o en otros aspectos, el Saxofón distintivo de la banda Madness.

tragaperras Madness House of Fun

Para los aspectos sonoros tenemos una delicia auditiva en constante movimiento, ya que la tragaperras nos presentará el sonido de la canción House of Fun en tonos discretos para no molestar la concentración y diversión del jugador, y por supuesto, los efectos de sonido se complementarán con el mismo juego en cuestión.

Jugando a la tragaperras Madness House of Fun

Jugar a la tragaperras Madness House of Fun es llenarse inmediatamente de nostalgia si eres una persona mayor de los 30 años; caso contrario, verás el juego como cualquier otra tragaperras común; los símbolos Wild, Scatter y demás estarán a la carta para dar amplias posibilidades al jugador.

El juego en sí, nos trae un carrete de 5×3 con al menos 25 líneas de pago para impulsar las probabilidades del jugador; tenemos que olvidar en todo momento las jugabilidades simples, ya que el juego es una clara intención de innovación.

Madness House of Fun tragamonedas